Su primer día

Dani en su primer día de playa. Lloró cuando tocó la arena por primera vez y me hizo recordar que cuando yo era pequeña tampoco me gustaba. Me sentía extraña y me daba asco tener la arena pegada a mis nalgas y piernas. Nunca me gustó la playa hasta que empecé a ir sola con mis amigos y ver el otro lado divertido: el trekking para llegar, acampar en ella, ver las estrellas en la playa, hacer fogatas, contar historias y despertar con el sol en el horizonte. Tu cabello al natural y no preocuparte por cosas superfluas como las redes sociales, tu celular y qué vestir es lo que hizo que me enamorara de la playa. Muchas cosas pueden parecer desagradables hechas de cierta forma, pero realizándolas a nuestra forma puede que terminemos amándolas.
Dani en su primer día de playa. Lloró cuando tocó la arena por primera vez y me hizo recordar que cuando yo era pequeña tampoco me gustaba. Me sentía extraña y me daba asco tener la arena pegada a mis nalgas y piernas. Nunca me gustó la playa hasta que empecé a ir sola con mis amigos y ver el otro lado divertido: el trekking para llegar, acampar en ella, ver las estrellas en la playa, hacer fogatas, contar historias y despertar con el sol en el horizonte. Tu cabello al natural y no preocuparte por cosas superfluas como las redes sociales, tu celular y qué vestir es lo que hizo que me enamorara de la playa. Muchas cosas pueden parecer desagradables hechas de cierta forma, pero realizándolas a nuestra forma puede que terminemos amándolas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s